Otro nuevo título para Luke Donald, que está protagonizando la mejor temporada de su vida. El británico se convierte en el segundo jugador inglés, siguiendo los pasos de su compatriota Nick Faldo en 1990, en ser elegido Mejor Jugador del Año del PGA Tour, el Circuito Estadounidense. Este galardón fue creado en 1948.

Donald, de 33 años y vigente mejor jugador del planeta, consiguió con su triunfo el pasado domingo en Florida (Disney Classic) acabar la temporada en el primer puesto de la lista de ganancias.

En el ranking de ganancias del Circuito Europeo (Carrera hacia Dubai), Donald también figura por el momento en cabeza y con una ventaja holgada. Si acaba el año en el liderato, se convertiría en el primero de la historia en encabezar las listas de ganancias de los circuitos más importantes a ambos lados del Atlántico.

"Ha sido un año tremendo para mí", ha declarado el jugador británico, que pugnaba por el título de Mejor Jugador del Año con el norteamericano Webb Simpson, también ganador, al igual que Donald, de dos torneos del PGA Tour esta temporada. Finalmente, El jugador inglés, con 60 puntos, ha sacado cuatro de ventaja a Simpson. En tercer lugar en la lucha por el galardón ha quedado el estadounidense Nick Watney, con 40 puntos.

Donald ha conseguido catorce top-10 en sus diecinueve participaciones de este año en el PGA Tour, donde también se ha llevado el Vardon Trophy por ser el jugador con un resultado medio más bajo a lo largo de la temporada.

Con tantos logros, a Donald le queda aún un importante reto en su carrera: ganar un grande.

 


Última Revista