Gonzalo Fernández-Castaño ha dado un paso de gigante en su carrera deportiva al imponerse hoy lunes en el Barclays Singapur Open tras vencer al filipino Juvic Pagunsan en play-off, después de que la lluvia obligara a cancelar el juego el domingo. El jugador madrileño, de 31 años de edad, se hizo con los 720.000 euros de los seis millones de dólares del premio del torneo, tras conseguir un "birdie" que rompió el empate de 199 golpes (14 bajo par) del día anterior, según informa la organización. Desde el pasado viernes, los organizadores tuvieron que retrasar la competición en tres ocasiones a causa del temporal de lluvia y rayos en el campo de golf de Sentosa."Es un gran alivio, especialmente tras la forma en que jugué ayer, en el que desaproveché una ventaja de cuatro golpes", afirmó Fernández-Castaño.
"Ha sido un año duro y me he quitado un gran peso de encima. Llevo tres años sin una victoria y esto significa mucho para mí", agregó el golfista español.
No en vano, hace seis meses había serias dudas sobre si Gonzalo podría seguir jugando al golf. Afectado por una lesión en la espalda que le hizo caer en tres cortes consecutivos al inicio del año, se vio obligado a apartarse de la competición durante seis meses, y todavía albergaba dudas sobre su futuro en el Circuito Europeo sólo hace seis semanas.
Con menos de 50.000 euros de ganancias en la temporada a finales de septiembre, el tiempo se agotaba para que Gonzalo escalase muchos puestos, hasta el 115 que le garantiza la tarjeta, en la Carrera a Dubai.
Se trata del quinto triunfo de Fernández-Castaño en el Tour Europeo, cuatro de ellos en los "playoff", y de su primera victoria desde su triunfo en el British Marters en 2008.


Última Revista