Saltó la sorpresa en Aloha Golf y el francés Julien Quesne, con una genial última ronda de 64, ha conseguido su primera victoria del Circuito Europeo al imponerse en un apretado final en el Open de Andalucía Costa del Sol. Además de la gloria, se ha llevado un premio de 166.660 euros como ganador del torneo. Quesne, de 31 años y que logró la tarjeta para el Tour Europeo gracias a sus buenos resultados en el Challenge Tour de la temporada pasada, nunca había ganado antes más de 22.464 eruos en un torneo, los que se llevó a casa por terminar decimoséptimo el mes pasado en el Avantha Masters, del Tour Europeo. Sus 8 bajo par de hoy, que igualan el récord del campo Aloha, le han llevado a totalizar 17 bajo par, y ni Matteo Manassero, ni Eduardo de la Riva, con bogey en el 18, que se han quedado a dos y tres golpes del francés, respectivamente, han podido atraparlo. "Es el mejor día de mi vida", dijo Quesne tras convertirse en el ganador número 400 del Tour Europeo.

"No es fácil porque Matteo Manassero, Miguel Ángel Jiménez, Pablo Larrazábal, todos jugaron bien, así que sólo traté de jugar golpe a golpe y dar lo mejor de mí”, añadió. Jimenéz, organizador del torneo, finalizó séptimo, y Larrazábal quedó vigésimo. "Yo sabía que si embocaba el putt en el último hoyo tendría una buena oportunidad de ganar”, comentó, para añadir a que se sentía “muy feliz” por la rápidez en que ha conseguido ganar por primera vez en el Tour Europeo.

Quesne hizo birdies en cuatro de los últimos cinco hoyos, su magnífico abordajea la difícil 18a dejándole un pie putt cinco que nervelessly escondido.

Juliene Quesne comenzó a jugar al golf a los 16 años y se hizo profesional hace ocho, desde entonces ha peleado por llegar al Circuito Europeo –ha jugado seis veces la escuela de Clasificación-. Ganó en el Challenge Tour en 2004 y el año pasado se apuntó su segunda victoria, el Allianz Open que le garantizó un puesto en el Tour.

Eduardo de la Riva ha tenido que conformarse con un tercer puesto que demuestra una vez más la calidad de su juego. El putt le ha abandonado en el día decisivo impidiéndole hacer los birdies que necesitaba para defenderse del furibundo ataque de sus rivales. Se marcha de Marbella, no obstante, con la confianza reforzada y una plaza en el torneo de la próxima semana en Marruecos.

Destacable ha sido también, el torneo que ha hecho Borja Etchart. Al igual que de la Riva, entraba en Aloha por ranking nacional y ha finalizado en el puesto undécimo con 10 golpes bajo par.

 

Julien Quesne, 68 + 72 + 67 + 64, 217 golpes (-17):

“Ha sido el mejor día de mi vida. Estoy muy contento de ganar el torneo de mi jugador favorito, Miguel Ángel Jiménez. Le voy a mandar una caja de Burdeos que sé que le encanta el vino.

Me hice pro hace 8 años y he trabajado mucho para llegar aquí. Estoy muy orgulloso de haberlo conseguido. En el 18 he pegado un hierro 4 que ha sido el mejor golpe de toda mi vida.

Estoy especialmente orgulloso por cómo he ganado, haciendo 64 golpes en la última vuelta y birdie en el 18, el más difícil de Aloha, un campo en excelentes condiciones.

En el hoyo 16 fue cuando me di cuenta de que podía ganar. Es un sueño que llevo persiguiendo 10 años”.

 

Eduardo de la Riva 67 + 69 + 68 + 70 274 golpes (-14):

“He pateado mal y así no se puede ganar un torneo.

Estoy contento pero me voy con un sabor agridulce por el bogey en el último hoyo. De todas formas sé que si sigo jugando así, puedo ganar y eso es lo importante. He venido a por todas, porque esa es la actitud que hay que tener. Aunque me queda mal sabor, ha sido una buena semana y está claro que tengo que trabajar más con el putt.

Es importante empezar con buen pie la temporada, lo importante es que creo que lo puedo conseguir, quizá la próxima semana ¿por qué no?”.

 

Miguel Ángel Jiménez, 69 + 68 + 69 + 71 277 (-11): “Esperaba más de la última vuelta pero no he hilado fino y así es difícil hacer pocas. No le he dado mal, pero no he conseguido dejarlas cerca, y así no se puede hacer resultado.

Estoy muy contento porque el torneo ha sido espectacular y voy a seguir peleando para sacarlo adelante. Todos los ganadores del Open de Andalucía Costa del Sol son muy buenos jugadores, alguno incluso ha ganado un Major, así que estoy seguro de que Julien Quesne va a ser un gran campeón”.

 

Entrega de premios del Open de Andalucía Costa del Sol

La entrega de premios ha estado presidida por Ángeles Muñoz, Alcaldesa de Marbella; Antonio Souvirón, Delegado Provincial de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía; Elías Bendodo, Presidente de la Diputación de Málaga y del Patronato de Turismo de la Costa del Sol; Margarita del Cid, Presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental; Rafael Fontán, Presidente de Aloha Golf;  Miguel Ángel Jiménez, Profesional de Golf y Promotor del torneo; Gonzaga Escauriaza, Presidente de la Real Federación Española de Golf; Ángel de la Riva, Presidente de la Real Federación Andaluza de Golf; Luis Navarro, Director General de Aloha Golf; y Ángel Chacón, Greenkeeper de Aloha Golf.

 

El Open de Andalucía Costa del Sol no hubiese sido posible sin el patrocinio de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, el Patronato de Turismo de la Costa del Sol, la Diputación de Málaga, ACOSOL y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental. También ha contado con la colaboración de Kyocera, Ocho Golf, Ping, Srixon, Luxury Spain, AMG, Hotel Barceló Marbella, Helicópteros Sanitarios, Urania y Hummingbird. El campeón malagueño Miguel Ángel Jiménez ha sido responsable de la organización y promoción del torneo a través de una de sus empresas del Grupo MAJ.

 


Última Revista