El norteamericano Bubba Watson ha conquistado la 76 edición del Masters de Augusta, el primer grande de la temporada, con lo que se enfunda su primera Chaqueta Verde tras una increíble última jornada que se decidió en el segundo hoyo del play-off contra el sudafricano Louis Oosthuizen, después de que ambos terminaran el día en el campo del Augusta National con un total de 10 golpes bajo par.

Watson, de 33 años, jugador zurdo y el mejor pegador del Tour Americano, conquista su primer major y sucede como triunfador en Augusta a Charl Schwartzel. Bubba se mantuvo al acecho del liderato hasta que en el hoyo 16, tras una espectacular remontada y embocar cuatro birdies seguidos, logró empatar a 10 bajo par con Oosthuizen.

A partir de ahí se mantuvo concentrado e incluso rozó el birdie en el hoyo 17, que le hubiera dado la victoria. Sin embargo, el Masters llegó a un emocionante play-off que se decantó para el jugador local en el hoyo 10.

El nuevo campeón de Augusta firmó una ronda final con 68 golpes. Oosthuizen, que embocó un albatros en el hoyo 2 (par 5) -el primer de la historia del torneo en este hoyo y cuarto en el global- sucumbió en el segundo hoyo del desempate al embocar un bogey, con lo que a Bubba le bastó hacer el par para adjudicarse la victoria y la gloria.

La tercera plaza, con dos golpes más que los protagonistas del playoff, la compartieron Lee Westwood, Matt Kuchar, Peter Hanson y Phil Mickelson.

Entre los españoles el mejor fue Sergio García, que firmó uno bajo par (71) para terminar en el puesto duodécimo, con un global de 2 bajo par. Miguel Ángel Jiménez, que había empezado el torneo con 69 golpes, lo acabó con una tarjeta de 81, lo que le relegó a la 56ª posición, mientras que Gonzalo Fernández-Castaño se tuvo que conformar con la 61ª plaza.

Ni Tiger Woods ni Rory McIlroy, dos de los favoritos a priori, cumplieron las expectativas y realizaron un mediocre papel en el Augusta National.


Última Revista