Era sin duda una de las noticias más importantes del año. Con el debido respeto a McIlroy, Johnson, Day y compañía, así como a la Ryder Cup y los cuatro majors, la fecha más esperada en la agenda de muchos aficionados al golf era la vuelta de Tiger Woods a la competición.

El propio jugador anunció en septiembre que esperaba estar de vuelta en el PGA Tour en el Safeway Open que se disputa esta semana (es el torneo de apertura de la temporada 2016-17), lo que habría sido su primera reaparición en un evento del Tour desde el Wyndham Championship de 2015, hace 14 meses.

Sin embargo, el lunes se retiró, anunciando en un comunicado que "después de mucho pensarlo y tras una reflexión honesta, sé que todavía no estoy listo para jugar en el PGA Tour o competir en Turquía (Turkish Airlines Open del Circuito Europeo de noviembre). Mi salud es buena y me siento fuerte, pero mi juego es vulnerable y no está al nivel al que tiene que estar. No es mi nivel, y no creo que sería el deseable para el público”.

"Cuando anuncié la semana pasada que iba a Safeway, que tenía toda la intención de jugar, de lo contrario no habría cometido. Desafortunadamente, sin embargo, últimamente mi práctica ha sido limitada. Pasé una semana con el equipo estadounidense de la Copa Ryder, una experiencia y honor que no cambiaría por nada. Practiqué este pasado fin de semana en Stanford, pero después de muchas horas sabía que no estaba listo para competir contra los mejores golfistas del mundo. Voy a seguir trabajando duro, y un plan para jugar en el evento de mi Fundación, el Desafío Mundial héroe, en Albany. "Sé que esto es decepcionante, pero no hay nadie más decepcionado que yo. Siempre quiero que estés orgullosa de nuestra asociación, así que por eso voy a seguir luchando para poder jugar un torneo de golf. Estoy muy cerca, tomando mi juego de la serie al curso es el último obstáculo, y con su apoyo, sé que voy a llegar ".

La última victoria de Woods en el Tour fue en 2013 en el World Golf Championships-Bridgestone Invitational. Fue su quinta victoria de esa temporada, pero desde entonces se ha hecho tan sólo 23 aperturas en el Tour, que sufren de problemas de espalda y cirugía microdisquectomía sometido. Pasó el rehabbing 2015-16 temporada y luego a trabajar en su juego. En falta que toda la temporada, que no jugó en ninguno de los cuatro Grandes Ligas por primera vez en su carrera, y todavía sigue siendo de cuatro por debajo de igualar el récord de 18 grandes victorias profesionales Jack Nicklaus.

Spaniard Tests Potential Senior Waters

Meanwhile, the good news is that José María Olazábal – who has also suffered from severe, almost career-ending injuries over the years, is returning to the European Tour in this week’s British Masters.

The dual US Masters champion and 23-time European Tour winner will make his first appearance in more than 18 months at The Grove, then plans to also tee up in the Portugal Masters.

Olazábal, who is now eligible for the Senior Tour after turning 50 in February, said, “I am very excited to compete again. I want to see how the body can cope with the regular competition rhythm of practice and 18 holes. The two weeks at the British Masters and Portugal Masters will be a good test to see if I can stand up all day. I want to see how it goes during the two weeks, and that will help me to take a decision on whether I will keep on playing the European Tour or the senior circuit next season.

“The problem is due to an inflammation of the extremities of the tendons, and it’s been a long process of recovery. I hit rock bottom last December and started improving slowly from January. Although I’m feeling better, I’m still not at 100 per cent. The pain is not so bad now, it gets a bit painful from time to time but I think that’s just getting old!”

 


Última Revista