El regreso de Tiger Woods tras meses de sequía competitiva después de su cuarta operación de espalda está siendo un gran éxito, al menos tras la primera ronda. “Es bueno sentir de nuevo la adrenalina”, ha afirmado el californiano tras haber sumado 69 golpes, 3 bajo par, y haberse quedado a tres del primer líder, el inglés Tommy Fleetwood, en el Hero World Challenge, en Bahamas, en el que compiten 18 grandes jugadores, entre ellos ocho de los top 10 del ranking mundial.

El ex número uno del mundo ha registrado cinco birdies y tres bogeys. El que fuera indiscutible número uno del planeta durante muchos años y que ostenta catorce grandes en su curriculum deportivo ha pegado golpes magníficos y no ha cometido muchas imprecisiones en su esperada retorno a la alta competición. “Para mí, creo que lo hice genial", decía el Tigre henchido de satisfacción.

Entre sus mejore golpes en este torneo que él mismo organiza han destacado sus drives y su manejo del putter, con ocho hoyos embocados de un sólo putt y un total de 28 putts en el recorrido. También ha estado increíble con el hierro 2, sobre todo cuando, con el viento a favor, ha dejado la bola en green desde ¡230 metros! Su peor faceta en estos primeros 18 hoyos ha sido la del chip en posiciones comprometidas de ataque al green.

Comparando su actuación de ahora con la de la edición previa del torneo, Woods dijo: "El año pasado estaba cansado, pero este año obviamente mi espalda está mejor, mis entrenamientos han sido mucho mejores, mi fuerza ha mejorado y no me sentía cansado en absoluto, lo cual es genial".


Última Revista