Tiene que enfrentarse en los próximos cuatro días a una ardua tarea y a unos duros contrincantes, pero también cuenta con muchos alicientes para desplegar sus mejores habilidades y tratar de sumar un nuevo título en su brillante carrera. Aparte de los puntos en juego en su carrera por desbancar a Dustin Johnson de la cima del ranking mundial y de la insuperable sensación de alzarse con el triunfo, Jon Rahm podría superar esta semana el listón de los diez millones de dólares en ganancias en el Circuito Americano. En estos momentos acumula 9.132.330 dólares en el PGA Tour (es el jugador 192º en orden de ganancias a lo largo de su carrera, ranking que lidera Tiger Woods, con 110 millones de dólares), y el premio para el ganador del AT&T Pebble Beach Pro-Am supera el millón de dólares, concretamente 1.332.000.

Si sumamos a sus ganancias las obtenidas en torneos exclusivos del Circuito Europeo, el jugador de Barrika ya ha superado con creces esa barrera monetaria de los siete dígitos, sobre todo gracias a sus victorias en el Open de Irlanda y en el DP World Tour Championship de Dubai, donde se embolsó por cada uno de sus triunfos algo más de un millón de euros.

Para el torneo de esta semana, las expectativas de Rahm son altas, y así lo atestiguan las apuestas de los aficionados. Una de las principales compañías del sector sitúa como favorito al triunfo al actual número uno del mundo, Dustin Johnson (+550), y a continuación, con las mismas preferencias de los apostantes(+1000), a Rahm, Rory McIlroy y Jason Day. Les sigue a corta distancia(+1100) Jordan Spieth, defensor del título esta semana en Pebble Beach, y ya a más Gary Woodland (+2500), Paul Casey (+2800), Phil Mickelson (+2800), Matt Kuchar (+3300) y Pat Perez (+3300).


Última Revista