Buen comienzo de la pareja española en el AT&T Pebble Beach Pro-Am, con Jon Rahm (67) a tres golpes de los dos líderes del torneo, los estadounidenses Kevin Streelman y Beau Hossler, que encabezan la clasificación con 7 bajo par. Rafa Cabrera-Bello ha empezado el torneo con 2 bajo par. El vasco ha embocado cinco birdies y se ha anotado un bogey, mientras que el jugador canario ha sellado su vuelta con dos birdes, dos bogeys y un eagle, en el hoyo 10. Rahm está empatado en la sexta posición con una decena de jugadores, entre los que se encuentran Rory McIlroy y Matt Kuchar.

El número uno del mundo, Dustin Johson, ha cuajado una buena primera ronda y, con 5 bajo par, comparte la sexta posición con otros nueve jugadores, entre ellos Paul Casey. Tras las colíderes, comparten la tercera plaza los estadounidenses Matt Kuchar, Aaron Wise y Julian Suri.

El defensor del título en juego, Jordan Spieth, ha empezado el torneo con un mediocre resultado: el par del campo.

El AT&T Pebble Beach Pro-Am es uno de los torneos más peculiares y emocionantes del PGA TOUR. Congrega a más de 190.000 espectadores (sumando los cuatro días de competición) en tres de los principales campos de golf de la Península de Monterey: Pebble Beach Golf Links, Spyglass Hill Golf Course, y Monterey Peninsula Country Club Shore. El torneo reparte en premios 7,4 millones de dólares, de los cuales 1,3 serán para el ganador. La Monterey Peninsula Foundation, anfitriona del AT&T Pebble Beach Pro-Am, donó en el año fiscal 2016/17 un total de 12,8 millones de dólares para apoyar a organizaciones locales sin fines de lucro en los condados de Monterey, Santa Cruz y San Benito.

Lo peculiar de la competición es que reúne a 156 profesionales y 156 amateurs, emparejando a cada profesional con un amateur. En los primeros tres días los 156 equipos de dos jugadores juegan en formato mejor bola con una ronda en cada uno de los tres campos. Los profesionales también puntúan bajo el tradicional formato de golpes individual. El último día, los profesionales y equipos que realicen el corte de 54 hoyos jugarán en el Pebble Beach Golf Links. 

El corte para los profesionales deja en juego a los 60 mejores clasificados más empatados, mientras que en el corte del pro-am pasan los mejores 25 equipos. Rahm juega los tres primeros días emparejado con el director general y presidente de Taylormade, David Abeles, mientras que Cabrera-Bello lo hace con el magnate irlandés Dermot Desmond. El jugador de Barrika podría convertirse en el nuevo número uno del mundo si gana el torneo y Dustin Johnson se clasifica por detrás de la 67ª plaza, algo de momento que parece poco posible, tanto por cómo ha empezado el norteamericano el torneo como por las remotísimas posibilidades de que pasen el corte más de 67 jugadores y que Jonhson termine como farolillo rojo.

Entre los 156 amateurs que juegan el torneo figuran numerosos actores, cantantes, modelos, deportistas de renombre, financieros y políticos. Bill Murray (en la foto, emulando un golpe con un rastrillo), Ana Botín, Condoleezza Rice son algunos de ellos.


Última Revista