La prisa es mala consejera… a veces. A Miguel Ángel Jiménez no le está yendo nada mal apresurarse en el Shot Clock Masters, torneo del Circuito Europeo donde los jugadores son penalizados si se retrasan aunque sea unos segundos en golpear su bola. El malagueño de 54 años finallizó ayer segundo, a un golpe de Oscar Lengden (-6) y hoy encabeza a media mañana la competición, que se disputa en el Diamond CC, cerca de Viena, Austria.

En la jornada inaugural no se registró ninguna penalización (un golpe por hoyo si superan el tiempo establecido), ya que todos los jugadores golpearon a tiempo su bola, esto es, en menos de 40 segundos desde el tee  o segundo golpe en pares 4 y 5 y en menos de 50 para approachs, chips o puts y desde el tee de pares 3.

La vuelta más rápida ayer se realizó en 3 horas y 53 minutos, lo que supone 55 minutos menos que el tiempo medio para un partido de tres esta temporada. 

Jiménez está en un gran momento de juego, que se tradujo en su reciente primera victoria en un grande del circuito senior de Estados Unidos, el Champions Tour, y en su buena actuación la semana pasada en el Open de Italia, donde cerró con una vuelta de 63 golpes.


Última Revista