Sergio García jugará la próxima edición de la Ryder Cup, que tendrá lugar del 28 al 30 de septiembre en Le Golf National, en París. Thomas Bjørn, capitán del equipo europeo, ha desvelado hoy sus cuatro jugadores de libre designación entre quienes se encuentran, además del castellonense, Paul Casey, Ian Poulter y Henrik Stenson, quienes aportarán su experiencia avalada por 20 participaciones y un total de 48 ½ puntos.

El equipo europeo que intentará recuperar la Copa a finales de mes en París, está compuesto por Francesco Molinari (Italia), Justin Rose (Inglaterra), Tyrrell Hatton (Inglaterra) y Tommy Fleetwood (Inglaterra), que se han clasificado a través del ranking del European Tour; Jon Rahm (España), Rory McIlroy (Irlanda del Norte), Alex Noren (Suecia) y Thorbjorn Olesen (Dinamarca), que han accedido a través del ranking mundial; y Sergio García (España), Paul Casey (Inglaterra), Ian Poulter (Gran Bretaña) y Henrik Stenson (Suecia), que han sido elegidos por el capitán Thomas Bjørn. Luke Donald (Inglaterra), Padraig Harrington (Irlanda), Robert Karlsson (Suecia), Graeme Mcdowell (Irlanda del Norte) y Lee Westwood (Inglaterra) son sus vicecapitanes.

García y Stenson son ganadores de Grandes y han tomado parte en nueve y cinco ediciones, respectivamente. Sergio aterrizará en París con el aliciente de convertirse en el máximo anotador de la historia del equipo europeo, tendría que ganar tres puntos para lograrlo. 

Poulter ha jugado un papel fundamental en sus cinco participaciones previas incluyendo tres victorias consecutivas en 2010, 2012 y 2014; y Casey vuelve a la Ryder Cup diez años después de haber jugado las tres consecutivas de 2004 a 2008, que se saldaron con dos victorias europeas.

En sus ocho participaciones previas, Sergio, ganador del Masters de Augusta en 2017, ha aportado 22 ½ puntos y ha contribuido en cinco victorias; actualmente figura quinto empatado en el palmarés de máximos anotadores europeos y su récord en foursomes es impresionante: de los 15 partidos que ha disputado bajo este formato, ha ganado nueve y empatado en tres. Ha jugado un total de 37 partidos, de los cuales ha ganado 19, perdido 12 y empatado 7.

Sergio García: “Estoy feliz, la Ryder Cup significa mucho para mí, todos lo saben. A pesar de que ha sido un año duro, que el capitán (Thomas Bjørn) haya confiado en mí significa muchísimo, estoy muy agradecido. Es una alegría inmensa poder participar, no por el hecho de jugar otra Ryder Cup sino por lo que supone formar parte del equipo europeo, estar con los compañeros, aportar toda la experiencia que pueda y apoyar a los rookies. No hay ninguna competición comparable a la Ryder Cup, es muy especial.

“Esta será mi décima participación, nueve como jugador y una como vicecapitán. Las experiencias que vives en la Ryder Cup son únicas y nunca se olvidan. Jugué la primera en 1999 (The Country Club, Brookline, Massachusetts, USA 14 ½ - Europa 13 ½) y recuerdo muchos momentos muy bonitos, los partidos con Jesper Parnevik, los golpes tan buenos que dimos. En el fourball, creo del segundo día, la metí en el hoyo ocho con el wedge y fue un momento espectacular.

“En 2002 (The Belfry, Sutton Coldfield, Inglaterra, Europa 15 ½ - USA 12 ½) jugué muy buenos partidos con Lee Westwood y ganamos tres; recuerdo uno durísimo contra Tiger Woods y Davis Love III que estuvo muy apretado y nos ganaron en el 18, pero el primer día derrotamos a Tiger junto a Mark Calcavecchia. También me acuerdo del putt de McGinley. Fue mi primera victoria con el equipo y disfruté mucho.

“En 2004 (Oakland Hills, Bloomfield Township, Michigan, Europa 18 ½ - USA 9 ½) ayudé bastante al equipo con 4 puntos, todos jugamos increíble y les dimos una paliza. En los individuales conseguí ganarle a Mickelson en el 16 y fue la segunda victoria con el equipo. Impresionante.

“En 2006 (The K Club, Straffan, Irlanda, Europa 18 ½ - USA 9 ½) fue una semana muy bonita. Jugué dos partidos muy buenos con Chema (Olazábal) y los otros dos con otro gran amigo, Luke Donald. A pesar de lo que llovió, el apoyo del público fue increíble, como siempre en Irlanda. Ganarla para Darren Clarke, que acababa de perder a Heather, su mujer, fue muy emotivo.

“La Ryder Cup de 2008 (Valhalla, Louisville, Kentucky, USA 16 ½ - Europa 11 ½) fue la más dura que he jugado por varias razones: a nivel personal, la semana anterior me puse enfermo, estaba tomando antibióticos y llegué muy justito de energías, me sentía debilucho y la Ryder Cup te exige mucho, tienes que jugar a tope de energía. Estuvimos flojos y nos ganaron bien.

“En 2010 (Celtic Manor, Southport, Gales, Europa 14 ½ - USA 13 ½) fui vicecapitán con Colin Montgomerie, una sensación extraña y una Ryder Cup muy rara. Fue durísimo no poder ayudar al equipo, un quiero y no puedo. Llovió muchísimo y no acabó hasta el lunes, pero, una vez más, el público estuvo fantástico. Recuperar la Copa fue muy importante después de haber perdido la edición anterior.

“De 2012 (Medinah, Illinois, Europa 14 ½ - USA 13 ½) es muy difícil escoger un momento, ¡hubo tantos! El domingo fue increíble, no solo por la remontada que conseguimos y por hacer historia, sino por quién lo hicimos: ganamos por Seve (Ballesteros) y por Chema (Olazábal) que tanto han aportado a la Ryder Cup, mis dos ídolos y amigos. Mi partido contra Jim Furyk fue duro y muy tenso, íbamos todo el tiempo muy igualados: en el 11 la metí desde fuera y en el 16 él tiró un putt buenísimo que bordeó el hoyo, pero conseguí ganarle los dos últimos hoyos y sumar un punto para continuar con la buena racha que llevaba el equipo, que se iba acercando a la Copa.

“En 2014 (Gleneagles, Perthshire, Escocia, Europa 16 ½ - USA 11 ½) jugué tres partidos con Rory (McIlroy) y disfrutamos mucho. A pesar de que no estábamos a nuestro mejor nivel, el resultado fue bueno. Ganamos a Jim Furyk y Hunter Mahan, y en el partido que empatamos contra Jimmy Walker y Rickie Fowler: Rory metió un putt de 10 metros para ponernos 1 bajo y en el 18 yo pegué una madera cinco desde el rough para hacer 4, ¡y les ganamos ese hoyo! En el individual hice eagle en el 16 para ponerme 1 arriba y gané a Furyk.

“En 2016 (Hazeltine, Chaska, Minnesota, USA 17 - Europa 11) ocurrieron algunas cosas que no nos ayudaron, como el problema que tuvo Danny Willett con su hermano, que nos afectó a todos y a él le dejó bastante tocado. Nunca olvidaré mi partido contra Phil Mickelson, fue increíble, entre los dos hicimos 19 birdies y conseguimos un empate buenísimo. Yo hice birdies en los cuatro últimos hoyos.

“Estoy deseando que llegue la Ryder Cup, voy dispuesto a darlo todo. Le Golf National me gusta mucho, es un campazo muy exigente pero no sólo del 15 al 18, que son hoyos muy tensos en los que puede ocurrir cualquier cosa bajo presión, sino desde que te colocas en el tee del uno”.

LOS AMERICANOS

EL equipo de Ryder Cup de Estados Unidos, a falta de la elección del cuarto jugador por parte del capitán, está compuesto por Brooks Koepka, Dustin Johnson, Justin Thomas, Jordan Spieth, Patrick Reed, Webb Simpson, Rickie Fowler, Bubba Watson, Tiger Woods, Phil Mickelson y Bryson DeChambeau. Estos tres últimos son los de libre designación del capitán, Jim Furyk, que parece que se decantará el lunes, tras el BMW Champonship, por Toni Finau para completar el equipo.


Última Revista