Dinero no le falta, desde luego, y este año no le ha ido nada mal al “renacido” Tiger Woods, que se ha embolsado en el PGA Tour 5,4 millones de dólares en una temporada que ha incluido un triunfo (el Tour Championship en septiembre), dos segundos puestos y otras cuatro top 10. En su exitosa carrera en el PGA Tour lleva ganados en premios 115,5 millones de dólares, cifra que se queda raquítica comparándola con lo que le han pagado como imagen publicitaria de grandes marcas.
Tal es su bonanza económica, que Woods vuelve a estar de nuevo en el top 10 de la lista Forbes de las celebridades más ricas de Estados Unidos, que basa esa publicación en cifras de patrimonio neto. Tiger, quien cumple 43 años este mes, empata en el noveno lugar de ese ranking con el autor James Patterson, con un patrimonio neto estimado de 800 millones de dólares.
Esa cantidad supone un incremento de 50 millones respecto al año pasado, cuando sus 750 millones lo colocaban en el octavo lugar de esa misma lista, que encabeza el director de cine George Lucas, con 5.400 millones de dólares. El único otro deportista en el top 10 de ese ranking de la revista Forbes es la ex estrella de la NBA Michael Jordan, en el cuarto lugar con 1.700 millones.
La lista de Forbes se base en distintos factores que incluyen las ganancias de la carrera, propiedades inmobiliarias, participaciones de compañías privadas y otros activos.


Última Revista