La victoria de Kuchar el pasado mes de noviembre en el Mayakoba Golf Classic, torneo del US PGA Tour que se juega en la Riviera Maya, sigue trayendo cola a pesar del tiempo trascurrido. La manzana de la discordia son los 5.000 dólares que le pagó su caddie mexicano, David "El Tucán” Ortiz, después de haber ganado 1,3 millones de dólares por su triunfo en el espectacular campo de El Camaleón Mayakoba.
Kuchar dijo sentirse "decepcionado" y "triste" por las críticas que está recibiendo a raíz de aquel pago y que tienen como argumento que los caddies habituales de los profesionales del Tour suelen cobrar el diez por ciento del premio, lo que en este caso hubiese supuesto 130.000 dólares. Para un caddie de club en un resort acostumbrado a ganar de 100 a 200 dólares al día, ésa sería una suma monumental.
Y esta semana, en una entrevista con Golf.com, volvía a explicar cuál fue el acuerdo que había alcanzado con el caddie antes del torneo. “Fui muy claro el martes (de la semana del torneo): él tenía la posibilidad de ganar hasta 4.000 dólares con las bonificaciones, y aceptó”.


Kuchar relató que le dijo a Ortiz que le pagaría 1.000 dólares si no superaba el corte, 2.000 si lo pasaba, 3.000 si era top 20 y 4.000 si terminaba en el top 10. "Los 1.000 adicionales fueron en agradecimiento por una gran semana. Esos eran los términos y él estaba de acuerdo con ellos. No sé que pasó. Alguien debe haberle dicho: 'Necesitas mucho más'”.
Ortiz dijo en una reciente entrevista que le dieron un sobre con dinero en efectivo el domingo por la noche después del torneo y que lo contó después de que Kuchar se hubiera ido. En otra entrevista poco después del torneo de Mayakoba, el caddie mexicano dijo que aún esperaba recibir un cheque de bonificación por la victoria. No creía que le hubieran pagado en su totalidad.
‘El Tucán’ dijo que no volvería a estar interesado en trabajar para Kuchar, aunque lo describió como una "buena persona y un gran jugador". Diez semanas después del torneo, a Ortiz le ofrecieron una bonificación adicional de 15.000, pero la rechazó. . En una entrevista dijo: “No, gracias. Pueden quedarse con su dinero”. Dijo que creía que un pago de 50.000 hubiera sido adecuado.
Kuchar se sintió un poco avengonzado porque se le había ofrecido a Ortiz esa suma adicional. “Fue la agencia”, dijo refiriéndose a Excel Sports Management, que lo representa. El agente de Kuchar, Mark Steinberg, también lo es de Tiger Woods y Justin Rose.
Kuchar sonrió y dijo: "No está saliendo del bolsillo de Steinberg". En otras palabras, Kuchar reconocía implícitamente que el dinero salía del suyo. Dijo que el pago adicional ofrecido era el esfuerzo de Steinberg para controlar los daños.
"Creo que la gente me conoce lo suficiente como para saber que no estaba tratando de salirme con la mía: no es así como funciona", dijo Kuchar. Añadió que algunos jugadores le estaban haciendo pasar un mal rato por la polémica del pago de caddie.
Kuchar dijo que no entendía muy bien por qué conflicto salarial se ha convertido en un tema tan emocional. La cantidad de 2.000 dólares respecto a un premio de 1,3 millones parecía escasa, admitió, pero dijo que tenía una visión diferente.
"Para una persona que gana 200 dólares al día, una semana de 5.000 es realmente una gran semana", dijo.
"Intento ver el lado positivo de todo", dijo Kuchar. “Espero que sea feliz, espero que las cosas sean realmente buenas en su vida. Tengo que pensar que si le dieran la misma oportunidad de hacerlo otra vez, diría “sí". Él tiene un buen carácter. Es fácil estar con él. La foto de nosotros dos con el trofeo, que siempre estará en la pared de mi oficina ".


Última Revista