El defensor del título en juego en Valderrama, Sergio García, se siente como en casa en el escenario de la Ryder Cup de 1997. Así son sus impresiones antes de comenzar su andadura en el Estrella Damm N.A. Andalucía Masters:

“Todo el mundo sabe que este es mi campo favorito y siempre es bonito volver a España y a nuestro evento en Valderrama. Intentaré jugar lo mejor posible, coger buenas sensaciones y tener una buena semana para ponernos en posición de volver a ganar”.

“Me desesperé un poquito después de quedar segundo en varias ocasiones y cuando anunciaron que en 2011 sería la última edición del torneo me daba pena pensar que no había ganado. Recuerdo con mucha gratitud la victoria de ese año”.

“No diría que no está siendo un año bueno. No he ganado, pero he tenido buenos torneos. Llevamos tres o cuatro semanas con sensaciones no muy buenas, pero estoy trabajando para mejorar que es lo único que puedo hacer y esperar que podamos dar la vuelta a la tortilla esta semana, no solo por este torneo sino también por el British y todo lo que queda después”.

“Todos los jugadores intentamos siempre jugar lo mejor posible para disfrutar de nuestro deporte y hacerlo más grande. Cuanto más y mejores jugadores españoles haya, mejor. La gente puede pensar que es sencillo jugar en el PGA Tour, pero no es así en absoluto. Allí la rivalidad es más fuerte que en Europa si cabe y estás lejos de casa, hay que estar muy mentalizado. Estoy seguro de que pronto tendremos a más españoles allí”.

“Hay campos en los que sabes qué golpe tienes que pegar, luego es cuestión de conseguirlo, pero tenerlo claro, ayuda mucho. Valderrama se me da bien porque tengo claro cómo hay que jugarlo”.

“Lo bonito de este deporte es que los campos son diferentes. No es como el tenis, que en tierra sabes que va estar Nadal, en hierba Federer o en pista rápida, Djokovic. Aquí no hay dos campos iguales y todo depende más de las sensaciones personales”.

“No está haciendo mucho viento y los greenes están rápidos, duritos y con una pequeña brisa ya se complica. Creo que el resultado ganador puede estar entre 4 y 7 u 8 bajo par. El campo está en muy buenas condiciones y hay que pegarle muy bien para dejarla cerca”.


Última Revista