Han  pasado casi diez años desde que se estrenaran en la Costa del Sol los últimos campos de golf de 18 hoyos (Valle Romano y Tramores) y seis desde que abriera uno de 9 (Miguel Ángel Jiménez Golf Academy), así que es un gran noticia el alumbramiento de un nuevo recorrido de 18 hoyos en este destino líder en turismo de golf en Europa. Azata Golf es su nombre y está ubicado en Estepona, término municipal que con esta nueva incorporación suma nueve campos.

Aunque ya está perfectamente jugable, la apertura oficial se realizará a finales de enero. Se trata de un par 71 “muy agradable de jugar”, en palabras de su director gerente, Agustín Alonso, con una reconocida trayectoria de gestión de campos de golf tanto en España como en el extranjero.

El campo ha sido diseñado por Sterling and Martin Golf Clourse Architects, y la construcción la ha realizado la empresa GTM Golf & Turf Management, de Gabriel Gallegos. La propiedad de campo es del Grupo Azata, una importante compañía inmobiliaria de implantación nacional. Junto a este nuevo campo de golf, que será totalmente comercial, de pay and play, el grupo tiene la promoción inmobiliaria Villa Golf, compuesta por villas y pareados a precios muy competitivos.

La primera parte de Azata Golf es un poco más larga y con calles algo más anchas que la segunda, pero no está exenta de retos para el jugador. Una cosa que se agradece es que apenas hay barrancos, ya que se han rellenado la mayoría de desniveles bruscos del terreno y las grandes dificultades con el fin de no perder bolas, “porque sabemos los problemas que hay en la Costa del Sol en este sentido”, apostilla Alonso. También se han desbrozado amplias zonas del recorrido.

“La idea”, prosigue, “es facilitar el juego en ese aspecto, lo que no significa que el campo no entrañe dificultades y sea un campo competitivo, que lo es”.  Es además un trazado cómodo que se puede jugar perfectamente caminando sin necesidad de buggy.

Los greens de Azata Golf son amplios y presentan bastantes caídas. “Los voy a tener entre 9 y 10 de velocidad para que sean divertidos”, señala Alonso.

El agua está presente en bastantes hoyos. En  la primera parte del recorrido, el río Arroyo Vaquero fluye junto a los hoyos 3, 4, 5, 6 y 7, y aparte hay un lago en los hoyos 1 y 5. Este último es un par 5 muy bonito “donde los jugones intentarán llegar de dos pero con el obstáculo de agua por delante y el río a la izquierda tendrán que arriesgar, y si no, un lay up antes del lago pero que también puede acabar con birdie”.

Los hoyos 1, 2 y 3 son un poco más largos, por lo que resultan retadores para los grandes pegadores, al igual que el 8, donde pueden llegar a green de dos, aunque es un poco más difícil porque es cuesta arriba.

La primera parte del campo es casi toda con vistas a la montaña, a la Sierra Bermeja, mientras que la segunda vuelta –cuesta abajo y prácticamente plana– ofrece unas panorámicas espectaculares al mar. El 10 es otro hoyo ‘risk and reward’, un par 4 con toda el agua por delante, con la calle por la derecha. El pegador que quiere tirar con driver o madera 3 puede llegar a green pero tiene que sobrevolar el agua. Si no, quedarse a la derecha y pegar un pequeño wedge.

El 15, par 3 con green casi en isla, con agua tanto por delante como por la izquierda y el río por la derecha, es uno de los hoyos emblemáticos de Azata Golf y, para su director, el signature hole del campo sin ninguna duda.

El club nace con un putting green y una zona approach, pero está proyectado un campo de prácticas, que se ubicará delante de la casa club. Ésta, que estará concluida y lista para la apertura del campo en enero, será “totalmente novedosa”, dice Alonso, con una fachada completamente acristalada que causará sensación entre los golfistas.

En cuantos a precios, Azata Golf estará en la media de los campos de la zona, anuncia su director. En temporada alta el green fee será de 65 euros y en temporada baja, de 50. Respecto a los abonos, los habrá tanto mensuales como trimestrales, semestrales y anuales. Los abonados disfrutarán de precios especiales en alquiler de buggys y carritos eléctricos y manuales, así como de descuentos en la tienda.

Por otra parte, Azata Golf está muy interesado en fomentar el golf entre los más jóvenes, por lo que el club se ha adherido al programa que para los jugadores junior tiene la Federación Andaluza de Golf. Los juniors tendrán descuento en prácticamente todo lo que ofrece el club, “porque lo que queremos es fomentar el deporte del golf, como siempre lo he hecho en mi vida”, explica Alonso. 

La


Última Revista