Por segundo año consecutivo el recorrido benalmadense de Bil Bil Golf puso el punto y final al Circuito Andaluz de Pitch & Putt. Las características de este magnífico trazado, el único de 18 hoyos de P&P que hay actualmente en Andalucía, permitieron que tomaran la salida más de 120 jugadores.

Este rotundo éxito de participación vuelve a evidenciar el aumento significativo del número de jugadores en un circuito que durante el presente año ha celebrado diez torneos en el Club de Golf La Siesta, Benalmádena Golf (2), Alhaurín Golf, Sherry Golf Jerez (2), Escuela Pública La Cartuja, Monte Paraíso Golf, Magna Marbella Golf y Bil Bil Golf.

En esta última cita, en cuanto a la clasificación scratch, Pedro Marín Santander se apuntó su segundo triunfo de la temporada tras el cosechado, hace menos de un mes, en Magna Marbella Golf.

Como en aquella ocasión, el joven jugador gaditano se benefició de la diferencia de hándicap para deshacer el empate a 52 golpes (2 bajo par) con Andrés Pastor Ayllón y Leonardo Lilja Moyano.

Respecto a los ganadores hándicap, en primera categoría, Nacho Jiménez García se adjudicó la victoria con una tarjeta de 51 golpes netos, seguido por el golfista local José Gavilán Lara.

En segunda categoría, Gonzalo Rosa Manzanares resultó vencedor con una ronda de 49 golpes, dos menos que Alex Christison.

Además, cabe resaltar el sensacional hoyo en uno rubricado por Tim Waller con el putter en el hoyo 8 del trazado costasoleño.

Una vez concluida la jornada deportiva, dio comienzo la entrega de premios en la que estuvieron presentes Antonio Fuentes, Presidente en funciones del Comité de Pitch & Putt de la Real Federación Andaluza de Golf; Jorge Figueroa, Director Deportivo de Bil Bil Golf; Rodolfo Módena, Capitán de Campo del club anfitrión; y Carlos Rubio, Presidente de la Mancomunidad Arenal Golf.

Durante el acto, además de los triunfadores de la prueba, los jugadores andaluces que esta temporada se han proclamado campeones de España de Pitch & Putt, en la mayoría de los casos por segundo año consecutivo, recibieron unos cuadros con las fotografías de sus brillantes victorias a modo de reconocimiento.

Finalmente, y como colofón a otro año para enmarcar del Pitch & Putt andaluz, todos los participantes y organizadores degustaron unas bonitas y deliciosas tartas elaboradas por el servicio de restauración de Bil Bil Golf.