Alfredo García Heredia superó la competencia de todos sus rivales y la omnipresente e incómoda presencia del viento para convertirse en campeón de España profesional de 2011.

El golfista asturiano derribó uno a uno todos los obstáculos en un torneo fuertemente condicionado por las adversas condiciones meteorológicas, hándicaps de naturaleza diversa que alcanzaron su máxima expresión en la última ronda, aire en movimiento a más de 50 km/h que convirtió en épica hazaña cada uno de los golpes empleados para completar el recorrido de El Valle.

A su lado, asimismo protagonista especial de un enfrentamiento grandilocuente, Agustín Domingo, segundo clasificado a dos golpes, un duelo intenso resuelto por mínimos matices al que hay que conceder merecida importancia dadas las ventosas condiciones en la que todos ejecutaron su trabajo sobre las calles y los greenes del campo murciano.

Escenario de hazañas históricas en un pasado reciente –cuando Sebastián García Grout lo completó con ¡58 golpes, 13 bajo par! en este mismo torneo en 2009–, El Valle, aliado con el viento, ofreció su cara más fiera, una suma de adversidades que magnifican los resultado bajo par conseguidos por los citados Alfredo García Heredia, Domingo Hospital y Jesús María Arruti, candidato al triunfo al comienzo de la jornada –estaba a un golpe de ambos– pero compañero de lujo a partir del hoyo 11, cuando un doble bogey por efecto perverso del viento le descolgó definitivamente de la lucha por el título.

Sometidos a un mutuo y férreo marcaje, Agustín Domingo apostó al principio por la regularidad, siete pares consecutivos antes de inscribir el primer birdie del día en su tarjeta.

Mientras, Alfredo García Heredia transitaba por una vía más tortuosa pero al tiempo efectiva, error inicial compensado con un birdie en el segundo hoyo antes de cabalgar hacia la victoria gracias a sus aciertos en los hoyos pares, birdies en el 6, en el 8 y en el 10, suma de acciones brillantes que le situaron en cabeza.

Agustín Domingo contraatacó con fuerza –birdie en el 13–, un acierto que motivó inmediata respuesta en Alfredo García Heredia, tres birdies en cuatro hoyos que convirtieron en estériles los esfuerzos del golfista barcelonés por revertir un destino ya escrito en ese momento.

Embalado hacia el triunfo, el nuevo campeón añadió un toque de suspense cuando, desde el tee de salida, envió en el último hoyo la bola fuera de límites, una acción defectuosa compensada a lo grande, un golpe de aproximación de libro, inmune al viento de 50 km/h, que dejó la bola a apenas dos metros de bandera. Golpe fino con el putt y para adentro. Punto y final. Con permiso del viento.

 

CLASIFICACIÓN FINAL

1.- Alfredo García Heredia 274 (67+74+66+67)

2.- Agustín Domingo 276 (70+67+70+69)

3.- Jesús Maria Arruti 281 (66+72+70+73)

4.- Carlos Rodiles 286 (72+67+71+76)

5.- Manuel Quirós 287 (76+70+69+72)

+.- Sergio Gutiérrez 287 (72+72+71+72)

+.- Miguel Ángel Martín 287 (70+70+72+75)

+.- Iñaki Alustiza 287 (65+75+71+76)

+.- Luis Claverie 287 (69+72+69+77)

 

ANTE EL MICRÓFONO

Alfredo García Heredia: ”Estoy muy satisfecho por mi juego en un día como el que ha hecho. Hacer 10 bajo par en estas circunstancias es muy bueno. Mi meta este año es pasar la Escuela Americana, me voy el miércoles para allá, y hacerlo después de jugar así, en malas condiciones, es muy bueno. Ahora llegaré allí en buena forma y que pase lo que tenga que pasar. Ha sido muy bonito jugarme el torneo con un buen amigo como es Agustín Domingo. Creo que la gente ha disfrutado con este mano a mano, que ha caído de mi lado como podía haber caído del suyo. A expensas de lo que ocurra en Estados Unidos, creo que la temporada, en juego, está siendo bastante buena. Otra cosa son los resultados, que en el Circuito Europeo no han sido demasiado buenos, entre unas cosas y otras”.

 


Última Revista