El reinado de Sung Hyun Park en la cima del ranking mundial de golf femenino ha sido efímero. Solo una semana después de que la surcoreana se convirtiera en la primera novato del LPGA Tour en alcanzar el número uno, la china Shanshan Feng ganó el Blue Bay LPGA (su segunda victoria consecutiva en el Circuito Femenino) para superarla en el ranking mundial.

La victoria en el campo Jian Lake Blue Bay en la isla china de Hainan le permitió convertirse en el primer golfista (masculino o femenina) de China en ascender a la cima del ranking mundial de golf.

"Estoy muy, muy emocionada y muy orgullosa de mí misma y creo que es especial porque gané este torneo para convertirme en el número uno del mundo. Terminé primera en China, así que conseguí el número uno del mundo ante el público de mi país. Estoy muy feliz por eso y espero que todos los chinos me estén mirando y puedan jugar al golf. Es de esperar que haya más chinos participando en los circuitos y más números uno del mundo procedentes de China. Solo quiero que 2017 nunca termine, un interminable 2017 sería genial".

Feng (28) es la duodécima jugadora en encabezar la clasificación mundial desde su lanzamiento en 2006. Las números uno hasta ahora han representado nueve nacionalidades. Annika Sorenstam (Suecia) fue la primera jugadora en llegar al número en el ranking mundial, seguida (por períodos variables) por Lorena Ochoa (México), Shin, Ai Miyazato (Japón), Cristie Kerr (Estados Unidos), Yani Tseng (Taiwán), Stacy Lewis (Estados Unidos), Inbee Park (Corea del Sur), Lydia Ko (Nueva Zelanda), Ariya Jutanugarn (Tailandia), So Yeon Ryu (South Koraa) y Sung Hyun Park.


Última Revista