Matteo Manassero es el primer líder del Open de Andalucía Costa del Sol gracias a un brillante inicio de 64 golpes, 8 bajo par. El joven italiano ha sacado todo el provecho a un recorrido que se ajusta como un guante a su juego y que puede facilitarle el billete para el Masters de Augusta. Eduardo de la Riva es segundo a tres golpes y Pablo Larrazábal, séptimo a cuatro. El líder del Open de Andalucía Costa del Sol, Matteo Manassero, se mostraba feliz tras completar los 18 hoyos junto a Miguel Ángel Jiménez y entregar la mejor tarjeta del día, con 64 golpes, nueve birdies y un bogey. El acierto con el putt le ha permitido mandar en el torneo con una ventaja de tres golpes y presentarse como un claro favorito para el triunfo. El italiano necesita un gran resultado en Aloha para optar a jugar el Masters en abril.

En el grupo perseguidor se encuentra Eduardo de la Riva, empatado con el jugador de Ryder Cup, Niclas Fasth, Lloyd Kennedy, Hennie Otto, y Anthony Wall en segunda posición. El catalán mantiene el excelente juego que exhibió a finales de la temporada pasada. A un golpe se encuentra Pablo Larrazábal, 68 golpes (-4), y  a cinco, 69 (-3), Miguel Ángel Jiménez, Nacho Garrido y Santi Luna.

Destacada ha sido también la vuelta de Ignacio Elvira, el joven cántabro que consiguió una plaza en la previa del Open de Andalucía Costa del Sol y que se encuentra en el puesto 27 con 70 golpes, dos bajo par.

Mañana la pelea se prevé dura para meterse entre los 65 primeros y empatados que superarán el corte del fin de semana.

 

Matteo Manassero, 64 golpes (-8): “Este campo se adapta mucho a mi juego, no hay que pegar largo sino colocar la bola, sólo he sacado el Drive en el hoyo cinco. Es la primera vez que lo juego y me ha gustado mucho, además siempre es un placer jugar con Miguel Ángel Jiménez, es muy divertido. El año pasado tuve la suerte de coincidir con él en más torneos y me encanta compartir partido con él. Nuestra forma de jugar es similar y aprendo mucho.

He jugado muy bien, he metido un par de putts de 6 y 7 metros que han sido claves para conseguir una vuelta tan baja.

Mi objetivo en este momento es entrar en el Masters de Augusta y para eso tengo que hacer muy buenos resultados esta semana y la que viene, ahora estoy fuera del top 50 del Ranking mundial. Por lo demás, me gustaría hacer otra buena temporada y si puedo, conseguir otra victoria”.

 

Eduardo de la Riva, 67 golpes (-5): “He empezado muy bien, estoy contento. Después de tres meses sin competir,  llegas con dudas al primer torneo, pero estoy jugando muy bien, como el año pasado, tengo las mismas buenas sensaciones.

He tenido muchas oportunidades de birdie, y he sabido aprovecharlas, sólo he hecho tres putts en un hoyo. Había jugado aquí los dos Open de Andalucía anteriores y aunque pasé el corte no hice buenos resultados, pero conozco el campo, aquí hay que ir tranquilo, usar poco el drive, poner la bola en calle y dar muy buenos golpes con el pitch y con el sand, también hay que dar buenos golpes largos en los pares 3. Las condiciones de juego son perfectas, los greenes están muy bien, duros.

Este año puedo jugar los torneos del Circuito Europeo que se celebren en España por el ranking mundial, además, los del Alps Tour y los del Challenge. Si mi juego está bien, iré a la Escuela.

Ayer me torcí el tobillo corriendo y me molesta un poco al andar, pero no al hacer el swing, lo llevo bien”.

 

Pablo Larrazábal, 68 golpes (-4): “No he jugado mi mejor golf pero ha sido correcto. El campo está para hacer pocas si la pones en calle y yo lo he hecho, me voy con la sensación de que me he dejado golpes en el campo.

Ha sido una pena el bogey en el último hoyo, pero estoy a cuatro golpes del líder y habrá que vigilarlo de cerca. Ha sido una buena vuelta para empezar.

Si la pones en calle tienes opciones en casi todos los hoyos, te dejas muchos golpes de hierro 9, wedge, pero si no estás fino desde el tee, es muy complicado.

Tanto Eduardo como yo aprendimos a jugar en el antiguo El Prat que era un campo de este tipo en el que había que colocar la bola. Eduardo tiene calidad de sobra para estar en el Tour y habrá que motivarle, seguro que el ver a todos sus compañeros compitiendo aquí le anima a entrenar duro y a pelear por hacerse un hueco en el Circuito”.

 

Niclas Fasth, 67 golpes (-5): “Es la primera vez que juego en Aloha y me ha gustado mucho. Es un campo precioso donde tienes que colocar la bola. Me ha sorprendido muy gratamente”.

 

Miguel Ángel Jiménez, 69 golpes (-3): “Menos tres no está mal, podría ser menos pero cualquier resultado bajo par siempre es bueno. Por los nueve primeros he jugado ramplón, algún que otro hoyo a tres putts, y sin embargo, he jugado mejor en los nueve segundos.

Mi vuelta de menos 3 no luce nada jugando con Manassero que ha hecho ocho bajo par. Es un gustazo jugar con este chico.

Aloha es un campo que te premia si juegas bien, pero si no vas derecho, te castiga, aquí se demuestra que los campos no tienen por qué ser largos para ser competitivos, a veces hay que jugar con más estrategia que pegada. Campos como éste nos dan una opción a los que no le pegamos mucho como yo, que los jóvenes me sacan hasta 40 metros”.

 

Pellegrini, un aficionado más en Aloha

El entrenador del Málaga, Manuel Pellegrini, gran aficionado al golf, ha disfrutado de la primera jornada del Open de Andalucía en el bello recorrido de Aloha donde se le ha visto siguiendo el partido de Matteo Manassero y de Miguel Ángel Jiménez

 

El Open de Andalucía Costa del Sol cuenta con el patrocinio principal de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, el Patronato de Turismo de la Costa del Sol, la Diputación de Málaga, ACOSOL y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental. Kyocera, Ocho Golf, Ping, Srixon, Luxury Spain, AMG, Hotel Barceló Marbella y Helicópteros Sanitarios son proveedores oficiales, y también colaboran Urania y Hummingbird. El campeón malagueño Miguel Ángel Jiménez es promotor del torneo, a través de una de sus empresas del Grupo MAJ.

 


Última Revista