Rory mcilroy US open

El chico se hace muy grande

Ya lo decía Gary Player hace tres años: este chico podría llega a suceder al mismísimo Tiger en la cima del golf mundial. “Tiene un gran equipo a su lado, un enorme talento y uno de los mejores swings. Si continúa así, no tengo ninguna duda de que tiene el potencial para ser el número uno del mundo”. De momento, ya es el cuarto....y subiendo. Sobre todo si mantiene el ritmo que imprimió a su golf en el pasado U.S. Open, donde exhibió un juego que hacía muchos años que no se veía en el Grand Slam y que se tradujo en varias plusmarcas.

El casi imberbe muchacho de ensortijada cabellera nacido en el pueblo norirlandés de Holywood se convirtió, a sus 22 años y 46 días, en el ganador más joven de U.S. Open desde el legendario Bobby Jones en 1923 y en el más joven del Circuito Europeo desde que éste se creó. McIlroy batió el record de Seve Ballesteros, que ganó el Open Británico con 22 años y 103 días. Rory estuvo cerca de alcanzar el récord de todos los tiempos en un major, el 19 bajo par que estableció Woods en el Open Británico del año 2000 en St. Andrews.

REGISTROS DE INFARTO

Su proeza en el Congressional Country Club, en Maryland, estuvo aderezada con unos registros de infarto, ya que no sólo ganó por ocho golpes de ventaja sobre el segundo, el australiano Jason Day, sino que se impuso con nada menos que 16 golpes bajo par, récord del torneo.

A nadie ha sorprendido su primera victoria en el Grand Slam –se venía presagiando su triunfo en un grande desde hace tiempo– aunque nadie esperaba que fuese por una ventaja tan abultada y un marcador tan aplastante.

Rory disfrutó de una marcha triunfal el domingo al firmar 69 golpes, dos bajo par. Con el marcador de 268, 16 bajo par, Macllroy rompió un récord en el Open de Estados Unidos que había establecido Tiger Woods, quien ganó con -12 en Pebble Beach en 2000.

“Toda la semana ha sido increíble”, dijo, mientras levantaba el trofeo, Mcllroy, que sucedía como campeón a su compatriota Graeme McDowell.

“Yo sé lo bueno que era Tiger en Pebble en 2000 y hoy salí a tratar de emularlo de alguna manera. Augusta fue una experiencia valiosa. Sabía lo que tenía que hacer hoy para ganar. Puse algunas cosas nuevas en la prática y vallió la pena”.

El australiano Day cerró su actuación con 68, tres bajo par, y nunca llegó a suponer un desafío para Mcllroy.

La tercera plaza la compartieron, a diez golpes del ganador, el coreano Yang Y.E., campeón del US PGA en 2009, el inglés Lee Westwood y los norteamericanos Robert Garrigus y Kevin Chappel.

De los dos españoles que pasaron el corte (Jiménez no lo superó), el mejor fue Sergio García, séptimo, con 279 golpes y empatado con el sueco Peter Hanson, con un golpe menos que dos campeones del Grand Slam, Schwartzel y Oosthuizen. Álvaro Quirós pudo haber corrido mejor suerte si no llega a perpetrar una nefasta última ronda, de 78 golpes, que le hicieron descender en la clasificación hasta el puesto 54º.

Con la victoria de Mcllroy se conforma el grupo de cuatro titulares, menores a 30 años, de los títulos más importantes, el sudafricano Louis Oosthuizen, que ganó el British Open el año pasado, el alemán Martin Kaymer, campeón del PGA en 2010 y el sudafricano Charl Schwartzel, que ganó el Masters de este año.

 

TIGER: “ACTUACIÓN IMPRESIONANTE”

Woods, quien se perdió el torneo por lesiones y no ha ganado ningún grande desde el Open de Estados Unidos de 2008, envió sus felicitaciones al joven campeón. “Felicidades y bien hecho. A disfrutar de ella. Esta fue una actuación impresionante.", dijo Woods en un comunicado. McIlroy logró su proeza dos meses después de un colapso tan grave que algunos llegaron a preguntarse si podría algún día recuperarse.

En el último día del Masters lideraba el torneo con una ventaja de cuatro golpes, pero después de que su décimo golpe de salida cayó cerca de una cabaña en la periferia del Augusta National se derrumbó, tuvo una ronda de 80 y cayó al decimoquinto lugar.

Éstas son las nuevas marcas del U.S. Open que McIlroy ha establecido o compartido:

  • Total más bajo en la mitad del torneo: -131
  • Mayor ventaja a mitad del torneo: -6 (con Woods)
  • Total más bajos 54 hoyos: -199
  • Más rápida en llegar a -10: 26 hoyos
  • Más rápido en -11: 32 hoyos
  • Más rápido en -12: 34 hoyos
  • Primero en -13: 35 hoyos
  • Primero en -14: 50 hoyos
  • Primero en -15: 55 hoyos
  • Primero en -16: 58 hoyos
  • Primero en -17: 64 hoyos
  • Mayor bajo par en 72 hoyos: -16
  • Más bajo 72 hoyos total: 268 (por cuatro)

 

También se convirtió en el tercer jugador en hacer las cuatro rondas por debajo de 70 golpes en el torneo. Las estadísticas, inevitablemente, también reflejaronRory Mcilroy Andalucia Golf datos sobre lo fácil que estaba el campo de Washington durante toda la semana, pero estaba así para todo los jugadores y sólo uno supo aprovecharlo.

Esta del Congressional Country Club era la segunda victoria de Rory en el Circuito Americano, donde en mayo del año pasado ganó el Wells Fargo Championship con una plusmarquista ronda final de 62 para vencer a Phil Mickelson por cuatro golpes. Además terminó empatado tercero en el US PGA y en el Open Británico.

Con 63 golpes, registró la primera ronda más baja en St Andrews en la historia del torneo. Se convirtió en el segundo jugador de 20 años en entrar en el top ten del mundo, después de Sergio García, y mantuvo su posición a lo largo de 2010.

 

PRECOZ COMO TIGER

Al igual que Tiger, a los 2 años Rory ya daba mucho que hablar con los palos en la mano. Y es que a esa edad pegaba golpes de casi 40 metros. No extrañó que luego protagonizara una brillantísima carrera amateur en la que llegó a la cima del Ranking Mundial Amateur y se convirtió en el ganador más joven del prestigioso West of Ireland and Irish Closed Championship, en 2005.

Llamó la atención con una excelente apertura de 68 en el Open Británico de 2007 en Carnoustie, con la única tarjeta sin un solo bogey del día, y terminó tercero en su segundo evento como profesional, el Alfred Dunhil Links Championship. Eso le supuso ganar el dinero suficiente para estar entre los115 primero a final de temporada y llegar a ser así el entonces miembro más joven y que más rápidamente consiguió su tarjeta del Tour, en tan sólo dos torneos. Representó a Europa en la Ryder Cup Junior 2004, y jugó con el equipo ‘grande’ el torneo intercontinental en The Celtic Manor Resort en octubre de 2010, donde ganó dos puntos de cuatro, incluyendo el medio crucial en los singles contra Stewart Cink el último día. En 2009 conseguía su primera victoria en el Circuito Europeo, en el Dubai Desert Classic. McIlroy era desde hace años uno de los cachorros del golf de talla mundial que apuntaba una mayor solidez. No en vano, se había convertido en 2009 en el jugador más joven de la historia en alcanzar el top 50 del ranking mundial. Nacido el 4 de mayo de 1989, McIlroy superaba el registro anterior, de Sergio García, que entró entre los 50 mejores el 15 de agosto de 1999, tras su mano a mano con Tiger Woods en aquel célebre US PGA. El norirlandés entraba en el prestigioso club de los 50 mejores a los 19 años y 202 días.

Rory jugó su primer torneo del Circuito Europeo en 2005, pocos días después de cumplir 16 años y siendo aún amateur. También con ese estatus, causó sensación su magnífica primera del Open Británico de 2007 cuando firmó 3 bajo par, la única vuelta libre de bogeys, para terminar el día en tercer puesto.

Tras una brillantísima carrera en el ámbito aficionado, que coronó como número uno del mundo en el ranking amateur, se hizo profesional en otoño de 2007 después de haber disputado la Walker Cup con el equipo de Gran Bretaña e Irlanda contra Estados Unidos.

Pasó el corte en su primer torneo profesional y quedó tercero en su segunda cita, el Alfred Dunhill Links Championship, ganando suficiente dinero como para tener segura una plaza entre los 115 primeros del ranking del Tour Europeo al final de temporada, con lo que se convertía en el jugador más joven y que más rápidamente se había asegurado la tarjeta para la próxima temporada, en tan sólo dos torneos.

En su tercera participación, en el Open de Madrid Valle Romano, terminó cuarto. Estaba claro que este chico iba a dar mucho que hablar. En enero de 2008 entró en los 200 primeros puestos del ránking mundial.

McIlroy, seguidor del Manchester United y aficionado al tenis, había disputado en lo que de año hasta el U.S. Open nueve torneos, habiendo cosechado en ellos seis top 10. En su primera participación del año, en Abu Dhabi, terminó segundo, y en el Malaysian Open fue tercero. En el Volvo World Match Play Championship, en Finca Cortesín, acabó clasificado en novena posición, y en el Dubai Desert Classic y en el Cadillac Championship, de las Series Mundiales de Golf, ocupó la décima plaza final.

 


Última Revista